Hogares libres sin violencia - Fundación Contra El Hambre

Publicaciones

Historia 3

Hogares libres sin violencia

Ella es Ana

Ana vive en San Juan de Miraflores y es madre soltera que trabaja con mucha constancia para sacar adelante a sus hijos. Su experiencia con Fundación Contra el Hambre – Perú inició en el año 2018 y a partir de allí la señora Ana ha participado en muchas actividades que le han ayudado a mejorar como persona y como madre. ¡Conoce más de su historia!

Rumbo a una relaciones saludables

En el hogar de Ana había muchas necesidades; por ello, trabajaba todo el día para poder apoyar a sus hijos. Ella sentía la presión de mantener sola a su familia y le hacía sentir mal. Se agobiaba por los problemas económicos, por su salud física y también porque no podía pasar tiempo con sus hijos. Todo esta frustración muchas veces se expresó en contra de sus hijos con maltratos físicos o verbales. ”Éramos enemigos de nuestros hijos. Los corregía a través de gritos y con calificativos negativos”.

Cuando FH Perú empezó a trabajar en su comunidad, la señora Ana decidió participar como voluntaria en el proyecto “Prevención de Violencia”. De esta manera, fue parte de capacitaciones de líderes en la comunidad, charlas psicológicas sobre crianza saludable y pasacalles por la no violencia, entre otras. También, como parte del proyecto las voluntarias comenzaron a abordar los problemas de la comunidad como la violencia intrafamiliar.

Con el paso del tiempo, la señora Ana se dio cuenta de que la forma como trataba a sus hijos les estaba haciendo daño y necesitaba cambiar su situación. Asimismo, reconoce que no le fue nada fácil porque así la habían criado sus padres y le era difícil actuar diferente. Sin embargo, al experimentar las actividades junto a FH Perú se sintió: “sana, libre, segura y sin temor a nada”. Empezó a poner en práctica lo que estaba aprendiendo y comenzó a sentirse capaz de enfrentar sus problemas y de mejorar saludablemente la relación con sus hijos.

De esta manera, FH Perú llegó a su comunidad para transformar su vida, ayudándole a mejorar como persona y como madre en la crianza positiva con sus hijos. Conoció a profundidad la importancia de los valores como el amor, la disciplina y la comunicación para mantener relaciones saludables en su familia.

Hogares libres de violencia

La señora Ana aprendió a tratar con amor y respeto a sus hijos y sobre todo sin violencia. Inclusive, antes de ser parte de FH Perú, su menor hija era callada y temerosa, pero hoy en día con el apoyo de su mamá, su autoestima ha mejorado. Siente seguridad y confianza en sí misma y en su familia. Ahora en su hogar prima una convivencia saludable.

Ana se siente feliz, porque gracias a su experiencia con FH Perú aprendió que puede haber problemas en la vida, pero lo que cuenta al final es la actitud con la que ella enfrenta los problemas. Su vida ha cambiado y tiene muchos sueños por cumplir para ella y para sus hijos, su familia y toda su comunidad. “Doy gracias a Fundación contra el Hambre que ha venido a mejorar mi vida por toda la ayuda y apoyo brindado a mi comunidad.”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Te puede interesar

Historia 5
10 abril, 2021

Frutos de mi tierra. Huertos familiares para el desarrollo

Una mujer luchadora de la comunidad de Huando en

Historia 4
10 abril, 2021

Aprendizajes para el desarrollo

Soy Lucía de la comunidad de Yanaccollpa en Huancavelica